La Laguna abandera el sentido común

13.05.2020

Con la llegada de la fase 1 llegó la ansiada reapertura del pequeño comercio, y por consiguiente la vuelta de las terrazas en el sector de la restauración, con el balón de oxígeno que ello supone para los negocios y para los clientes, que ven así un síntoma inequívoco de recuperación de la rutina perdida. En este sentido, La Laguna ha vuelto a demostrar que está gestionando la crisis de manera solvente. Con el bando municipal aprobado dentro de la estrategia frente a las consecuencias de la crisis, el comercio ve como la principal institución del municipio, el Ayuntamiento, les tiende la mano con medidas de sumo interés. 

José Luis Reina / San Cristóbal de La Laguna

En una medida pionera a nivel municipal en Canarias, el Ayuntamiento de La Laguna ha regularizado la ampliación de terrazas para apoyar la reactivación de la economía local. Con esta medida, coordinada por la Gerencia de Urbanismo, se pretende impulsar tanto al sector de la hostelería y de la restauración como al del pequeño comercio en general. Utilizar de manera eficiente la vía pública para que nadie se quede atrás, y que tanto comercios como bares puedan solicitar la utilización de la calle para que abrir sea rentable, y para que los consumidores tengan las mayores facilidades posibles. 

Estas medidas, excepcionales y obviamente de carácter temporal, se llevarán a cabo por todo el municipio, más allá del casco histórico. Es una grandísima noticia para el sector comercial, pues es un paso de gigante hacia la ansiada normalidad. Para el sector de la restauración, por ejemplo, esta medida supone poder explotar su terraza en su totalidad, siempre y cuando cumplan con la normativa, y muchos de los negocios que están cerrados por falta de viabilidad económica a la reapertura, podrán acogerse ahora a esta iniciativa. Los funcionarios del área de Urbanismo, que están trabajando plenamente para reactivar el comercio y poder facilitar las cosas, afrontan con entusiasmo estas medidas donde queda de manifiesto la necesidad de colaboración de las diferentes áreas. El bando firmado por Luis Yeray Gutiérrez entrará en vigor de manera inminente. 

Uno de los puntos más interesantes del bando aprobado, es que los comercios que tengan en frente de su negocio una banda de calzada destinada al aparcamiento de vehículos, podrá aprovecharla para explotar su comercio, con una limitación de velocidad para los automóviles que pasen por la calzada y con protección para que la terraza que ocupa el lado de los aparcamientos cuenten con la máxima seguridad. Santiago Pérez, el responsable de Urbanismo en La Laguna e impulsor de la iniciativa, demuestra que Urbanismo puede aportar en lugar de limitar, y que con esta serie de medidas, La Laguna vuelve a encabezar políticas inteligentes en lugar de estorbar y dificultar, algo que está pasando en muchos lugares, y el comercio lagunero, y por consiguiente la población, tienen la tarea un poco más sencilla a partir de ahora.