Una gran medida para reactivar al sector

El Ayuntamiento de La Laguna, en palabras de su concejal de Hacienda, Alejandro Marrero, anunció una importante medida que servirá para impulsar a uno de los sectores más dañados por la crisis del coronavirus, el de la hostelería y restauración. El municipio no cobrará el devengo de la tasa por la ocupación de terrenos de uso público con mesas y sillas, quioscos y autobares hasta el 31 de diciembre de 2021. 

José Luis Reina / San Cristóbal de La Laguna

Terraza en la calle Herradores.
Terraza en la calle Herradores.

Esta medida ha sido acogida con entusiasmo por el sector, que celebra que el consistorio lagunero haya tenido en cuenta la crítica situación en la que se encuentran numerosos negocios del municipio. Muchos de los bares, tascas o restaurantes que se vieron obligaron a cerrar sus puertas por el confinamiento nacional, viven días de incertidumbre económica, pues las pérdidas fueron abismales. Los negocios vieron su salvación cuando se les autorizó, desde el Ayuntamiento, a poner terrazas aunque no contaran con espacio para ello, utilizando parte de la calzada, medida que ha tenido gran éxito y que ha sido bien acogida por la población. Ahora, donde la distancia social de seguridad sigue siendo vital, la ocupación de terrenos de uso público es más una cuestión de supervivencia que de negocio, de ahí que desde el área de Hacienda hayan tenido la iniciativa y la sensibilidad de ofrecer este terreno a coste cero hasta que se recupere la normalidad. 

Al publicar la noticia en el portal I Love La Laguna, hubo una avalancha de reacciones, con cerca de 100 comentarios, más de 1.000 reacciones y cerca de 500 veces compartidos, de laguneros y laguneras que celebraban la puesta en marcha de esta medida. Muchos de esos comentarios eran de empresarios y empresarias que respirarán un poco más aliviados. Es por tanto, y esto parece unánime, una iniciativa de sentido común y de apoyo al pequeño y mediano comercio, la mayoría emprendedores, que forman parte fundamental del tejido económico municipal, y que necesitan de la ayuda pública para facilitarles un poco más la ansiada recuperación, o al menos, la supervivencia hasta que pase el temporal.